PRENSA

El médico de la Universidad de Chile le da mucha importancia a la relación entre colegas y médico-paciente, ya que considera que a través de ellas muchas veces pueden surgir diagnósticos. Además, compartió su opinión respecto al déficit de oftalmólogos en el sistema público.

Dr. Hernán Valenzuela Haag:

“El oftalmólogo debiera dedicarle más tiempo al diálogo con el paciente”

El doctor Hernán Valenzuela, Director del Departamento de Oftalmología de la Universidad de Chile, egresó en 1964 de esa misma casa de estudios para luego dedicarse a lo que hoy es su pasión: la oftalmología. “Tenía claro que cualquier especialidad que abrazara, si lo hacía con cariño y dedicación, iba a lograr mi objetivo. Y no me he equivocado. Si hubiese elegido otra especialidad, no tengo dudas que lo hubiese hecho con el mismo cariño que lo hice por la oftalmología” comenta el doctor.

Dentro de esta especialidad, Valenzuela tiene especial interés y dedicación por la patología y la oncología ocular, áreas en las que ha desarrollado varias investigaciones, incluso algunas de ellas las realizó en la Universidad de Bonn, Alemania. Sin embargo, desde su regreso a nuestro país ha permanecido fiel en el Hospital Clínico de la Universidad de Chile y también ha participado constantemente en diversas actividades de la especialidad.

De hecho, en agosto, el doctor Valenzuela fue uno de los Coordinadores del “Curso de Patología Ocular para Residentes de Oftalmología”, el cual se realizó en la Universidad de Concepción. En el exitoso evento, se repasaron nociones básicas de patología general y de patología ocular: palpebral, conjuntival, intraocular y orbitaria. Como Coordinador del Curso, Valenzuela dio especiales agradecimientos al apoyo brindado por la Sociedad Chilena de Oftalmología y la Sociedad Chilena de Oculoplástica, Orbita y Cirugía Reconstructiva. Así, en una entrevista con SAVALnet, el doctor compartió su evaluación del curso y nos dio su visión sobre algunos temas relacionados a la especialidad.

¿Cuál es el balance que usted hace sobre esta reunión?

Fue muy exitosa. El objetivo se cumplió plenamente por las opiniones que han vertido diversos residentes. Creo que desde todo punto de vista es muy halagador, porque en este evento participó como Invitado de Honor, el doctor Óscar Croxatto, actual Presidente de la Sociedad Panamericana de Patología Ocular Lorenz Zimmerman , reconocido mundialmente en este campo, de manera que ello le dio el principal sello a este Curso.

¿Qué novedades se dieron a conocer durante las jornadas académicas?

Varias de carácter formativo. La patología ocular entrega elementos que permiten consolidar muy bien la formación del oftalmólogo correlacionando los hallazgos clínicos con lo que puede ver a través del análisis patológico. Así comprenderá mucho mejor las enfermedades. Creo que ése es el principal aporte de este Curso, el de entregar una cantidad de información que va a ser muy valiosa para todos los colegas. Es tremendamente importante el hecho de que Laboratorios SAVAL lo haya filmado, porque así todos van a poder tener acceso a esta información y van a poder repasar los conocimientos ya adquiridos.

Usted ha participado activamente en el desarrollo de la especialidad. A su juicio, ¿cuáles han sido los avances más significativos de la última década?

Ha habido muchísimos avances tecnológicos tanto en el campo diagnóstico como terapéutico y se han desarrollado innumerables técnicas quirúrgicas en distintas áreas, que serían largas de enumerar.

¿Y qué cree que falta por mejorar?

Falta dedicarse más a la investigación y a la publicación de los distintos trabajos. En este aspecto estamos claramente en deuda.

¿Cuál es la importancia que tiene para usted potenciar y fomentar la realización de nuevas investigaciones científicas en su área?

Es fundamental potenciar la investigación, porque de esta manera podremos contestar diversas interrogantes y avanzar tanto en el diagnóstico como en el tratamiento de las enfermedades oculares.

Más allá de los aspectos teóricos, cuando a usted le toca guiar a sus estudiantes ¿qué es lo que les trata de transmitir?
Que traten de llegar a ser buenos oftalmólogos tanto desde el punto de vista clínico como quirúrgico y se mantengan bajo estrictas normas de carácter ético, lo que es fundamental en la época en que vivimos. El otro aspecto muy importante es la interacción entre colegas y la relación médico paciente, que es básica. El médico debiera dedicarle más tiempo al diálogo con el paciente, ya que muchas veces a través de la conversación puede surgir un diagnóstico. Y además el paciente siempre se va a sentir halagado y relajado al conversar más largamente con su médico.

La oftalmología es una especialidad que imparten sólo cinco universidades nacionales. A su juicio, ¿cómo se podría mejorar el déficit de oftalmólogos en el sistema público?

Eso es un problema bastante complejo porque actualmente se integran al ejercicio profesional no menos de 25 oftalmólogos anualmente: 15 formados en Santiago, otros cinco en provincias y hay otros más que vienen del extranjero a revalidar su especialidad en Chile. Estas son cifras importantes. De hecho nosotros sobrepasamos las cifras recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Lo que sucede en Chile, es que tenemos una mala distribución de oftalmólogos, particularmente en el área pública. En lo que respecta a su distribución en las distintas regiones ha mejorado notablemente en el transcurso de las últimas décadas. Actualmente podemos encontrar grupos importantes de oftalmólogos en las principales ciudades del país.

Ahora, la insuficiente presencia de oftalmólogos en el área pública es un problema que tiene que resolver el gobierno. El desinterés de los médicos podría ser resuelto quizás a través de un mejor incentivo económico porque entiendo que gran parte de los servicios públicos están ahora mucho mejor equipados. Este era uno de los argumentos que sostenían los oftalmólogos para no ir al área publica, pero ahora he visto personalmente servicios públicos con buena infraestructura. Lamentablemente, los colegas se forman y optan por el área privada por un asunto netamente material, pero no podemos olvidar que nosotros fuimos formados como médicos para servir a toda la comunidad.